miércoles, 3 de diciembre de 2008

Educación, ¿bien de consumo o derecho?

Una vez leí un texto muy interesante y educativo de Tomaz Tadeu da Silva. En él, explicaba en palabras simples la acción del neoliberalismo sobre el mundo y, por extensión, sobre la educación. En un momento como aquel en el cual se discutía sobre un cambio estructural en el sistema educativo argentino (basta de siete años de escuela primaria, viva el polimodal y todo eso), fue una pequeña luz entre tanta cosa poco explicada. En su texto, Tadeu da Silva explicaba cómo el neoliberalismo utilizaba un vocabulario empresarial para convencernos de que era la solución a todos los problemas del mundo. Palabras como ¨rapidez¨ y ¨efectividad¨ nos convencían de que el sistema estatal, lento y poco efectivo, debía ser reemplazado por empresarios, y los tenócratas del mundo contratados por él, desarrollarían planes que nos salvarían del desastre que el Estado había producido. Los tecnócratas llegarían a la conclusión de que el gasto del Estado debía ser reducido en puntos poco redituables como educación, salud, programas sociales y esos problemas deberían ser dejado en manos de capitales privados que milagrosamente nos salvarían del caos. Muchos ¨ia¨ para hablar de nuestra realidad social, no?.
Fue eso lo que nos pasó. Mientras leía el texto, pensaba en las privatizaciones de los años 90, del detrimento de la educación producida por el Estado y su interés por dejar que capitales privados se ocuparan de darnos por un módico precio, lo que por derecho el Estado nos debía dar.
Actualmente vivo en São Paulo y tristemente observo lo que Tadeu da Silva escribió tiempo atrás. La escuela pública dejó de ser una opción para pasar a ser el último recurso de los pobres. Quien quiere educarse, tiene que pagar. La educación ya no es un derecho, es un bien de consumo. Los alumnos son clientes y la calidad de lo aprendido depende de la cuota mensual que uno pueda pagar.
Clientes, bien de consumo, dinero, cuota. Nuevos términos para hablar de educación... .

2 comentarios:

Felis Nasal dijo...

Muy bueno este comentario. Nos quisieron hacer creer que estábamos en el primer mundo con un dólar a un peso y un sistema educativo caduco y "copiado". Pero lo peor de todo es que sabían que ya había fracasado en España. Tenés razón. Ese es el neoliberalismo idiota que nos quisieron inculcar. Pero todavía hay resabios... Hay que desprenderse de esa ideología y los fachos de siempre se oponen, quieren que el Turco vuelva, con él estaban de fiesta...
A la escuela, a la educación, la hacemos docentes, alumnos y padres. "Mejora continua" y todas esas barbaridades capitalistas que quisieron aplicar al sistema educativo son rasgos ideológicos que nos llevaron a estar en este mundo tristemente globalizado.
Un saludo fuerte.

Verónica Soto dijo...

Leyendo tu comentario, recordaba (con indignación) cómo una profesora contaba sobre el fracaso del polimodal en España y cómo el gobierno intentaba convencernos de que era la solución, Me acuerdo inclusive que hizo un cuadro comparativo del antes y el después del sistema educativo español y el rotundo fracaso de lo que nos quisieron vender como la salvación de la educación. Por suerte, a pesar de todo, sigue habiendo gente que resiste... .
Un saludo grande y continuemos intercambiando ideas.